Volver al home

Por qué razones no aprobarías el examen SAT

admblog-gradschool
22 diciembre 2020

Así que quieres estudiar en los Estados Unidos. Es una de las mejores decisiones que puedes tomar en tu vida. Pero antes de entrar a esta nueva aventura, hay una cosa que debes saber sobre el proceso de admisión: necesitarás rendir el examen SAT.

 

El SAT funciona para comprobar si eres académicamente capaz de desempeñarte a nivel universitario.

Puedes arriesgarte y confiar en que las habilidades que ya tienes o empezar a prepararte desde ya para que puedas obtener un buen puntaje.

Si bien hay cosas que debes hacer para aprobar el SAT, también hay cosas que debes evitar a toda costa. Para ello, en el siguiente artículo de Grad School Gurú, te mencionaremos 5 razones del porqué podrías no aprobar el examen SAT.

1. No tomaste una prueba de diagnóstico del SAT

La prueba de diagnóstico del SAT es crucial para que puedas obtener un puntaje alto en el examen real. Es el primer paso que cualquier aspirante a una universidad debería tomar cuando inicia su preparación.

Una prueba de diagnóstico es una mini prueba del SAT que puede tomar en línea y que evalúa tu capacidad actual en cada sección del SAT. En otras palabras, “diagnostica” tus áreas problemáticas y establece la base para tu preparación.

Conocer tus fortalezas y debilidades te permitirá determinar en qué áreas de estudio necesitas poner más esfuerzo.

Es una forma sencilla de asegurarte que das lo mejor de ti mismo con cada sesión de estudio. Asimismo, gracias a las pruebas de diagnóstico y simulacros podrás realizar un seguimiento continuo de tu progreso. Si no te sometes a una de estas pruebas, no podrás maximizar la productividad de tus sesiones de estudio y corres el riesgo de fallar en el examen SAT.

2. No estudiaste lo suficiente

Al postular a una universidad americana, debes dedicar el tiempo y esfuerzo suficiente al examen SAT ya que es uno de los aspectos cruciales del proceso de solicitud de ingreso.

No estudiar para el SAT o no esforzarse como debe de ser, tendrá un impacto serio en tu potencial para ingresar en una universidad. No te limites a sentarte y observar cómo tus posibilidades de entrar a una buena universidad se esfuman en un dos por tres.

 

Saca tus cuadernos, inscríbete a un curso de preparación para el examen SAT y da lo mejor de ti. Recuerda, la preparación para el SAT es vital para lograr que el éxito al postular a una universidad.

 

Te interesará: “Cuánto tiempo debes estudiar antes de dar el examen GMAT“.

3. No has tomado ningún examen de asignatura del SAT

No dar los exámenes de asignatura del SAT no necesariamente quiere decir que fallarás en el examen. Sin embargo, es probable que no puedas ingresar a algunas universidades sin ellos (independientemente de qué tan alto haya sido tu puntaje en el SAT).

 

Los exámenes de asignaturas del SAT son pruebas basadas en materias específicas dirigidas por College Board. Son una prioridad de segundo nivel para las admisiones universitarias en los EE. UU. debido a que demuestran tus dominios en diversas áreas.

 

Si no eres de los Estados Unidos, es posible que nunca hayas oído hablar de los exámenes de asignatura del SAT, pero son muy importantes. Algunas universidades y cursos requieren que des estas pruebas para tu admisión.

 

Hay 20 exámenes de asignaturas del SAT en cinco áreas generales: inglés, historia, idiomas, matemáticas y ciencias.

 

Completar estos exámenes es un gran impulso para tu admisión. No tienes que preocuparte mucho por estos exámenes: todo lo que estás viendo en el colegio viene dentro.

4. Estás confundido entre el SAT y el ACT

Sí, los exámenes ACT y SAT son similares. Ambos son exámenes que influyen en tu ingreso a una universidad. Pero a pesar de sus similitudes superficiales, ¡son pruebas completamente diferentes!

 

La principal diferencia entre las dos pruebas es que el ACT tiene una sección de ciencias, que evalúa tu capacidad de lectura de datos, mientras que el SAT no. Si la ciencia no forma parte de tus fortalezas entonces, ¡el SAT es definitivamente para ti!

 

Elige el que se adapte mejor a tus puntos fuertes y tendrás la garantía de obtener una mejor puntuación.

5. Te negaste a dar simulacros del SAT

Elegir ahorrar toda tu energía para la prueba real es un error crítico. Si bien puede parecer desalentador, los exámenes de práctica, llamados simulacros, son tan importantes como cualquier parte de tu preparación para el SAT.

 

Te recomendamos dar los simulacros por lo menos 3 o 4 veces durante toda tu etapa de preparación o estudio.

 

Los simulacros son la mejor manera de realizar un seguimiento de tu puntuación y garantizar que se logren los objetivos del estudio.  Ser capaz de cuantificar de forma tangible tu mejora te permite ver tu progreso.

 

Además, sentarse en una práctica en condiciones similares al examen real te permitirá prepararte para las limitaciones de tiempo del SAT. Aprenderás a actuar bajo la presión de un reloj en una habitación silenciosa.

Pensamientos finales

Solo hay una manera infalible de asegurarte de no fallar el examen SAT: LA PREPARACIÓN.

 

¡Comienza tu preparación para el SAT hoy y obtén la mejor oportunidad para ser admitido en la universidad de tus sueños!

Si deseas maximizar la efectividad de tu preparación y minimizar tus tiempos, un curso de preparación para el examen GMAT, siempre será tu mejor solución. En Lima, Grad School Gurú es el líder en la preparación de exámenes internacionales como el GMAT.

 

¡Regístrate ahora!

¡Queremos escuchar de ti!
Llene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto.

    Campos obligatorios (*)

    Post Anterior

    MBA ¿cuánto tiempo debo preparar mi inglés antes de postular?

    Post Siguiente

    Consejos para el examen GMAT que todo postulante de un MBA debería saber